-->

martes, 22 de noviembre de 2011

Te he estado amando durante mil años, y te amaré por mil más.

Cariño, ¿puedo preguntarte algo?
¿Acaso es posible amar tanto y tan fuerte? ¿Que las lágrimas que corran por mis mejillas sean de felicidad?
Siento que he estado tanto tiempo buscandote y que por fin te he encontrado. Siento que lo único que quiero es pasar una vida completa a tu lado. Para la eternidad. Una vida amandote, porque... ¿qué mejor muestra de amor que la de entregar tu vida para compartirla con otra persona?
Con una única persona de tantas millones que hay en el resto del mundo. Que de todas ellas encuentres a una sola y que sientas que ella complementa todo. Es algo más profundo.
Es mirar sus ojos y perder el sentido, ya que el único norte es allá dondequiera que su mirada vaya. Ver esa preciosa sonrisa que no pasa desapercibida. Que es capaz de arrancarle una sonrisa a tu corazón cuando nada ni nadie ha sido capaz de hacerlo. Sentir en un cálido abrazo que estás totalente protegida. Sentir que te estremeces cada vez que una huella de su suave piel te toca. Oír su voz, su risa, esa dulce melodía. Y rozar sus labios. Y sentir que el mundo para. Que la vida no pasa. Que todo está quieto, tranquilo. Que lo unico que deseas es que jamás se acabe ese momento. Sientes algo tan grande, algo tan imposible de explicar...
Sí, algo así siento por ti. Algo que no está quieto. Algo que crece cada vez más y más.
Lo siento cariño, pero no puedo evitarlo: estoy irremediablemente enamorada de ti.

1 comentario:

Conserjes De La Noche dijo...

no hay mejor sensación en la vida que la que tu describes y tampoco puede que haya muchas más maneras de describirlo aún mejor.