-->

viernes, 15 de octubre de 2010

El Vinilo de los Recuerdos [Capítulo Uno]



Las promesas a las que alguna vez estuve aferrada se desmoronaban en frente de mí. Como si todo se hubiera construido sin ningún molde capaz de aguantar la carga que se venía encima.
Estoy en mi habitación, gastado por el tiempo, desordenado, con papeles con palabras sin destinación tiradas por el suelo. Desmoronado. Sin poder ser capaz de articular palabra me dejo llevar por este día nublado en el que la lluvia cae en mi ventana incesantemente, sin ningún tipo de miedo.
Enciendo mi mp4 y empiezo a oír una canción tras otra, todas van directamente proporcionadas a tus recuerdos, a los recuerdos que siempre he querido borrar de mi retina pero nunca me deja. Es como si fueras una tortura a la que estoy condenada a soportar.
You're the best thing that's ever been mine 
Me vino un recuerdo, un recuerdo que puede que hayas borrado de tu memoria. Cuando fuimos a el Parque de los skater's y me animaste a montar en tu patín, me acuerdo que te dije que no y que tenía miedo de caerme, Recuerdo como en ese momento me atabas a tu cintura, me acariciabas el cuello con tus suaves manos, me mirabas con tus ojos verdes esmeralda, me rodeabas la cintura a la misma vez con tus manos y me decías que no tuviera miedo que tú estabas ahí protegiéndome.
Entre lágrimas pude esbozar una sonrisa, pero no me hacía sentir mejor si actuamos con sinceridad. De repente miro a la calle, veo un Mini Rojo pasando a toda velocidad por la calle aunque ésta estuviera con un desnivel de agua que es bastante obvia. Veo los árboles y las ramas moverse como si el viento les estuviera golpeando.
De repente veo a un chico en la verja de mi casa, ¿Pero quién es ese imbécil que esta afuera con este tiempo? Pensaba mi cabeza, cuando limpio el cristal de la humedad que tenía presente de repente veo tu mirada. Tu mirada angelical. Tú Solo tú.
Bajo precipitadamente por las escaleras de mi casa, intentando averiguar el por qué de tu visita, era tan inesperada pero, caray, ¡Tan oportuna!.

Fawn corría desde la puerta de su casa anticuada, pudo ver a louis con un ramo de rosas rojas en la mano y con una carta en el otro, estaba medio empapada por la lluvia. Tenía que hablar con él...

Fawn: Louis, ¡Dios mio! ¿Se puede saber que haces aquí con esta lluvia? ¡Entra por favor!
Louis: No fawn. Quería darte estas dos cosas.[Le dá las Rosas y el sobre]
Fawn: Muchísimas Gracias por la molestia Louis. Eres encantador.
Louis: Ya nos veremos mañana, si quieres claro. [La besa en la esquina de sus labios intentando contenerse a besarla con propiedad, pero no sabría como reaccionaría]

Mientras Louis se va entre la lluvia, Fawn permanece boquiabierta ante las acciones de su único amor, de el único que siempre lograba sorprenderla da igual lo que hiciese. No podía esperar a abrir el sobre para ver el contenido...
Fawn camina hacia la puerta de su casa, se seca los pies y corre hacia su habitación para que su madre no viera las flores ni el sobre que llevaba entre sus delicadas manos, sentía su pecho latir con tal fuerza que ella creía que se le iba a salir del pecho.

Fawn: [Susurra] A ver de que va todo esto...

Abre la carta, se ve una corrida de tinta, es reciente y esta un poco empapada pero eso ya se sobreentiende el motivo, abre la carta y empieza a leer...

"Querida Fawn:

Me equivoqué, mi vida sin ti no tiene sentido aunque intentara buscarlo en otro lado.
¿Te acuerdas cuando te dije que iba a ser mejor para ambos terminar nuestro amor?
Pues Amor mío me equivoque terriblemente, siempre escucho ese vinilo que me provoca una sensación de vacío cuando no la escucho contigo.
Te traigo tus adoradas rosas rojas, te las traigo porque son delicadas y bellas como tú, y he podido comprobar que si te aferras mucho a ellas y luego te despegas sufres un dolor indescriptible. Eres mi sol fawn, ¿ Cómo poder explicarte con palabras que puedan expresar con exactitud los sentimientos que me provoca mi corazón?

Fawn entenderé que no quieras saber de mí.
Esa maldita tarde de noviembre hace dos semanas han sido una de las peores decisiones de mi vida, por eso estoy aquí, debajo de la lluvia, debajo de tu casa para que puedas ver que a pesar de que nieva, llueva, o haga frío mi amor por ti mi mantiene vivo.

Por favor respóndeme aunque sea una respuesta que no quiera oír.
Necesito oir tu voz...
Tus palabras...

Te quiero. 
Louis."

En ese momento Fawn sabe que hacer, le conocía demasiado y él a ella también. Esta carta le había dado la esperanza que pensaba que no iba a poder recuperar. Cogió el teléfono apresuradamente y tecleó esas cifras...

Louis: ¿Diga?
Fawn: Yo también te quiero Louis. No me abandones Nunca.

Continuará...


Hecho por: Racheel.C -Sólo y exclusivamente para Sentimientos Escritos.
Muchísimas Gracias Loreley por hacerme partícipe de este blog tan fantástico :).


2 comentarios:

Loreley ! dijo...

Jo, Raquel !
¡Es preciosa!
me siento un poquito identificada :$
tequiero ! (L)

Racheel.C♫ dijo...

jaja que raro 8-)
Muchísimas Graciias Amore !
Habrán más...a ver si te envicias a la historia xD
Muchos Besos!!